A 49 años del Cordobazo

Comparte esto con:

Un día como hoy pero de 1969 estallaba el Cordobazo, un levantamiento del pueblo contra las políticas de ajuste y represivas de un gobierno de facto encabezado por Juan Carlos Onganía.

Fue comandado por Elpidio Torres y Atilio López, y sindicatos de Córdoba como SMATA (mecánicos) y Unión Tranviarios Automotor, Confederación General del Trabajo (CGT), Luz y Fuerza. Además de ser un movimiento insurreccional con participación obrera, los estudiantes tuvieron una actuación casi imprescindible ya que permitió el alzamiento del pueblo en general.

Aquel día comenzaba con una huelga general de trabajadores que duraría tres jornadas, convocada por la CGT. Se movilizaron de 3.000 a 4.000 obreros de IKA, a la que se sumaron 1.000 metalúrgicos y 1000 de Luz y Fuerza. Se unieron las fábricas de Perdriel, ILASA, y Perkins, IME y la Fiat. También estuvieron empleados públicos, bancarios, judiciales, municipales y de comercio.

La represión policial no se hizo esperar y acabó con la vida de Máximo Mena, trabajador de la fábrica IKA de Santa Isabel. Este hecho provocó que los manifestantes tomaran las calles de la ciudad, abarcando 150 cuadras, derrotando a las fuerzas policiales. Durante esas horas se desarrolló una verdadera guerrilla callejera, con barricadas y un principio de organización, que llevó a tener a las autoridades en vilo por dos días.

En ese contexto, el gobierno dio la orden al ejército que saliera a las calles a reprimir el 29 a la noche, pero el pueblo entero defendió la causa. Desde las ventanas y balcones se arrojaba agua hirviendo, proyectiles caseros y piedras. Pero todo fue en vano, ya que el día 30, debieron replegarse hacia los barrios ya que carecían de armamento para enfrentarse a un ejército.

Lo que se vivió en Córdoba aquel día fue una acción histórica independiente de las masas, en donde, sin ningún tipo de organización, el pueblo se levantó contra las políticas de un gobierno de facto que amparaba el bienestar de la oligarquía a expensas del empobrecimiento del pueblo.

En ese momento había represión social, oscurantismo intelectual-cultural y un plan de ajuste al servicio del gran capital. Se devaluó la moneda un 40%, se congelaron lo salarios por dos años y se suspendieron los convenios colectivos de trabajo, medidas que llevaron a un levantamiento nacional.

A partir del 30 de mayo fueron enjuiciadas 104 personas por el Consejo de Guerra Especial establecido por el III Cuerpo de Ejército. Fueron condenadas a penas de prisión en cárceles militares al menos quince personas.

El debilitamiento y posterior caída de Onganía, permitió que fuera el general Alejandro Agustín Lanusse quien asumiera la conducción de la dictadura, debiendo llamar a elecciones. Pero fracasaron y dieron como resultado el regreso de Juan Domingo Perón en 1973.

Comparte esto con:

Deja un comentario