Brasil, epicentro de la avanzada ultraderechista

Comparte esto con:

Los resultados de los comicios celebrados tiempo atrás dejaron en evidencia una cosa: el avance de la ultraderecha en Latinoamérica está llegando para quedarse. Así lo marcan expresiones políticas como las encabezadas por Bolsonaro en Brasil, un misógino, homofóbico y racista, con ideología fachista.
A las declaraciones como las realizadas contra una diputada, donde expresó “no te voy a violar porque no te lo mereces”, o refiriéndose a otras etnias, diciendo “los afrodescendientes no hacen nada, creo que ni como reproductores sirven más”, o incluso contra los pueblos originarios, caracterizándolos como “indios hediondos, no educados y no hablantes de nuestra lengua”, hasta llegar a la homofobia manifestando que “sería incapaz de amar a un hijo homosexual” y que preferiría que “muera en un accidente a que aparezca con un hombre con bigote por ahí”, se suman las efectuadas ayer. Refiriéndose al Partido de los Trabajadores, aseguró que “esos rojos marginales serán prohibidos en nuestra patria. Nosotros creemos en el futuro de nuestro Brasil, y juntos, en equipo, construiremos el futuro que nos merecemos”.
El candidato que se enfrentará en una segunda vuelta contra Fernando Haddad, quien cuenta con el apoyo de Luiz Inácio Lula da Silva, le adelantó que si gana las elecciones también terminará en la cárcel.
Vale recordar que Bolsonaro es un defensor de la dictadura militar que masacró al pueblo brasilero entre 1964 y 1985, y le dedicó su voto al Coronel Carlos Alberto Brillante Ustra en el impeachment contra la ex presidenta Dilma Rousseff, mientras se decidía su destitución del más alto cargo político del país. Ese coronel fue el torturador de Rousseff en la dictadura.

Comparte esto con:

Deja un comentario