El pueblo de Brasil sigue en pie de lucha por Lula

Comparte esto con:

En la jornada de ayer el ex presidente Lula da Silva no fue apresado como  había pronosticado  la justicia brasileña, mientras que él decidió no entregarse voluntariamente por diversas razones.

En primer lugar está alojado en la sede del sindicato Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo resguardado por la presencia de miles de sus seguidores que se encuentra en pie de guerra para defender a su líder.

Por otro lado, según las leyes de ese país no se pueden realizar detenciones entre las 18 y las 6 de la mañana y la orden era hasta las 17, no había demasiado tiempo para ingresar y detenerlo.

Otro dato interesante es que la Policía Federal de Brasil indicó que no apresarían al ex presidente por la fuerza ya que deberían enfrentarse a los manifestantes y eso causaría un daño muy grande en civiles.

Por último, el paradero de Lula es de público conocimiento, es decir que no se está entregando pero no se está ocultando por lo cual no es un prófugo de la justicia, no está huyendo de la policía.

Ayer, en más de 14 estados se cortaron rutas en protesta por la situación de da Silva que se encuentra imputado por un caso de corrupción en el cual no hay pruebas. Mientras tanto en la sede sindical donde se encuentra hay cientos de sus seguidores que esperan por la resolución del caso.

Por su parte, esta mañana, se llevó a cabo una misa en homenaje al segundo aniversario de la muerte de su esposa, María Leticia, en la sede del sindicato de la región ABC.

Comparte esto con:

Deja un comentario