K-dena Nacional

Comparte esto con:

Hoy, La Ola visitó un local, en pleno Nueva Córdoba, de productos 100% kirchneristas. Su nombre es K-dena Nacional y su dueña, Carolina, en el día de su cumpleaños, nos recibió y habló con nosotros de cómo surgió el proyecto y que piensa de la realidad del país.

-¿Cómo comenzaste con este  emprendimiento?

Yo abrí mi vinoteca en octubre del año 2015 y fui creciendo de a poco porque empecé de abajo. Alcancé a tener tres locales pero desde hace un año  y medio más o menos que todo comenzó a ir en picada. La semana pasada una compañera trajo una caja con productos de Cristina. Yo casi me muero, acá todos son simpatizantes al gobierno actual, así es que la llevé al fondo para que nadie la viera. Luego tuve que tomar una decisión. Ya los ingresos eran menores que las ganancias y ya no podía pagar más. Así es que debía cerrar las puertas de mi local y decidí hacerlo con mis ideales a flor de piel, poniendo en la vidriera todos esos productos que me habían traído de Cristina. Así comenzó todo. Vino La Voz del Interior, me hizo la nota y la repercusión fue inmediata, medios de todas partes me llaman.

– ¿No te pareció raro que un medio oficialista viniera a hacerte una nota?

No, porque de acá de Córdoba nadie se preocupa, si el gobierno actual ganó gracias a Córdoba. Así es que qué iban a pensar que iba a tener la repercusión que tuvo. Aparte la línea editorial de esos medios es oficialista pero no todos  los periodistas piensan igual.

-¿Aparte de esa caja que tenías, ¿de dónde traes los productos?

Gente que son artesanos, artistas que vienen a dejar sus cosas en consignación porque no tienen laburo. Te parte el alma. También hay escritores que vienen y dejan sus libros para venderlos.

-¿Estas militando en algún lado?

Yo respondo al Frente Nacional y Popular pero ahora no estoy militando en ningún lado. Yo respondo principalmente a Cristina  y Aníbal Fernández,  ya que tienen conducta del pasado. No se venden. Lamentablemente nosotros tenemos muchos traidores que se venden y se dan vuelta como Massa. Hasta que Cristina no baje línea, no milito en ningún lado. Algunos me dicen que soy fanática, pero ¿decime porque?, ¿por lo que me vendió?, ¿por lo que hizo en el país? Durante el gobierno kirchnerista yo pude comprarme mi primera heladera nueva. Nunca me pude comprar una heladera nueva en mi vida. Ahora la tengo desenchufada. Cuando me la compre pensaba en que me la merezco. Pagué más para que sea plateada, estaba fascinada. Me compré un lavarropas que ahora está roto y no lo puedo hacer arreglar. Me compre un tv led. En mi vida me hubiera imaginado que eso podía ser posible. Acá hay diez personas que ahora tienen trabajo, personas que subliman remeras, encuadernadores, personas que nos traen sus agendas, taza, llaveros. Profesionales sin trabajo nos tren cosas para vender porque no tienen trabajo. Las políticas de estado kirchnerista me permitieron comprarme mi tv led en 18 cuotas. Me permitieron tener una heladera llena de comida. Me permitieron tener tres locales. Ahora solo me queda este y casi lo cierro. Desde Buenos Aires hay cinco personas interesadas en vender sus productos en mi local, yo solo soy un parche. Lo que yo hago lo debería hacer el gobierno, generar puestos de laburo, no destruirlos. Yo soy profe de inglés y cobro 300 pesos por mes por alumno para que vengan a clases particulares sino no pueden venir y todo tienen que ver con todo: si no tienen plata no vienen a estudiar y no pueden aprobar. Si un niño tiene hambre y frío como puede estudiar.Yo acá estoy dando laburo, estamos viendo qué más podemos hacer. Yo soy un parche, yo soy una ciudadana común que quiere respuestas: ¿donde está la plata que se va a pagar de acá a 100 años?, ¿por qué se devolvió retroactivamente el impuesto a las ganancias a gente como Mirtha Legrand? Pero los docentes no tienen su aumento que es ley. ¿Dónde está el Plan Cunita?, ¿por qué si el kirchnerismo está muerto yo tengo cola a la mañana antes de abrir?, ¿por qué tengo 49 reportajes?, ¿por qué me escribe la gente dándome apoyo? Cartas para Cristina me mandan. Aníbal Fernández me mencionó en sus redes sociales. Cuatro páginas de Google tenían ayer. Eso es porque la gente la extraña. Con los Kirchner los chicos estudiaban, tenían su computadora con el plan Conectar Igualdad, tenían su bicicleta de acuerdo al barrio que vivían, los bebes tenían sus cunitas.

– Con respecto a las amenazas, ¿qué pasó?

Un tipo me llamó para amenazarme que me iba a quemar el local conmigo adentro porque decía que un amigo mío lo había amenazado a él a través de una nota que me hizo La Voz del Interior, pero a esa persona no la conozco. Las personas piensan que entre los militantes k somos todos conocidos, que somos una sola cosa y yo no puedo responder por lo que dice otra persona más allá que compartamos la misma ideología.

A mí lo que digan me tiene sin cuidado, yo defiendo el laburo de la gente, lo demás es folclore.

Comparte esto con:

Deja un comentario