EDUCACIÓN UNIVERSITARIA GRATUITA

|

Comparte esto con:

El 22 de noviembre se celebró el Día de la Gratuidad Universitaria en nuestro país instituido por Ley del Congreso de la Nación en conmemoración a la misma fecha del año 1949, cuando el entonces Presidente de la Nación, Juan Domingo Perón, firmó y promulgó el Decreto 29.337 de Gratuidad de la Enseñanza Universitaria, permitiendo el acceso a todos los sectores sociales.

“El peronismo fue una máquina de producir ascenso social no sólo a partir de una nueva redistribución material, sino que también lo hizo, en el plano simbólico, cultural y social”, manifestó Julia Rosenberg, Historiadora. Pese a que durante largas décadas, la sanción de este decreto permaneció en el olvido, y la gratuidad de la universidad parecía un derecho inalienable de los argentinos, en el 2007, el Congreso Nacional decidió que el 22 de noviembre fuera declarado como el “Día Nacional de la Gratuidad Universitaria”.

Uno de los autores del Proyecto de Ley, el Diputado Nacional Alberto Cantero Gutiérrez manifestó al respecto:

– Que en su parte resolutiva, el mencionado Decreto 29.337 del año 1949 suspendió, con anterioridad al 20 de junio de 1949, el cobro de los aranceles universitarios vigentes hasta ese momento.

– Que los libros de historia y tratados sobre el desarrollo y la problemática universitaria argentina no han recogido este antecedente, sea por olvido, por razones ideológicas o políticas.

– Que a partir de dicha fecha, las Universidades Nacionales suprimieron un arancel lo que posibilitó que millones de argentinos hijos de trabajadores, pudieran acceder a la cultura, a la educación superior y a la formación profesional universitaria.

– Que esta medida permitió que no quedaran inteligencias perdidas por exclusión económica, dando las bases para el ascenso social como fruto digno del esfuerzo, del estudio y del trabajo a toda la población argentina, especialmente a los más humildes.

– Que esta medida es una de las Políticas de Estado de mayor importancia social, cultural, científica y económica del País, junto a otras que posibilitaron la creación de empleo, riqueza y su justa distribución, haciendo real el acceso a la educación, la salud y la vivienda para todos.

– Que el Decreto 29.337 del año 1949 ha sido olvidado, como lo han sido muchos otros hitos históricos que marcaron una clara vocación de colocar al Estado en el rumbo de asumir su misión social, de crear y redistribuir la riqueza material y espiritual de la Nación para todo el pueblo argentino.

– Que el camino que marcó ese Decreto el 22 de noviembre de 1949, a pesar de los golpes de Estado y de las dictaduras sangrientas que asolaron a nuestro país y denostaron a los hacedores de la Patria, no pudo ser revertido durante los cincuenta y siete años que han pasado desde su promulgación.

– Que la gratuidad de la enseñanza universitaria pública sigue siendo hoy una realidad, patrimonio de toda la sociedad argentina.

Comparte esto con:

Deja un comentario