El desafío de sostener los servicios en plena temporada, con pico de casos de COVID

|

Desde el sector público y el privado dicen que la falta de personal obliga a trabajar reducidamente o cerrar sus puertas.

Un pequeño respiro se espera que se dé a partir de ahora con la nueva disposición de no aislar a los contactos estrechos de pacientes con coronavirus del sector laboral.

Es que tanto desde el sector público como del privado, desde mediados de diciembre y hasta el día de hoy, vienen tratando de sortear el gran desafío de la temporada 2022: sostener los servicios para el turista e incluso para los vecinos y vecinas de Calamuchita.

En contacto con directores y secretarios de Turismo, con autoridades de los centros de comercio, con intendentes y jefes comunales, con hoteleros y gastronómicos, todos coinciden en que se han visto seriamente afectados en los servicios que brindan, con un personal sumamente reducido por el pico de casos de COVID-19 de las últimas semanas, algunos teniendo inclusive que cerrar sus puertas de manera momentánea.

Cooperativas, municipalidades, comunas, bares, restaurantes, alojamientos, sólo por mencionar algunos ejemplos, debieron suspender eventos, reducir horarios de recolección de residuos o atención al público, atender reclamos de forma más esporádica o directamente dejar de ofrecer productos y servicios porque tenían a sus empleados con coronavirus o eran contactos estrechos de pacientes con la enfermedad.

La nueva medida tomada a nivel nacional fue bien recibida justamente para poder garantizar una temporada que ofrezca su potencialidad a quienes eligen vacacionar, sin descuidar a los residentes y sus demandas.

Compartime en:

Deja un comentario