La Comedia Cordobesa le pone ritmo al verano

|

Por primera vez en su historia, el Teatro Real se suma a la cartelera veraniega de la mano de la obra «Eran cinco hermanos y ella no era muy santa».

La Comedia Cordobesa subirá a escena «Eran cinco hermanos y ella no era muy santa», la pieza de Miguel Iriarte que ya es un clásico. Concebida como una opereta cuartetera, se trata de una historia picaresca que se desarrolla al ritmo la música popular cordobesa.

El elenco oficial presentará la obra en el Teatro Real, en una versión libre de David Picato que unirá a dos generaciones: los que vieron aquella Ramona de décadas pasadas y las que ahora la redescubren en un recital con acento cordobés.

Desde el 2015 a la fecha, la Comedia Cordobesa ha llevado esta obra a los escenarios más disímiles de todo el país. Desde el Teatro Real al Teatro del Libertador, desde la plaza San Martín al baile de la Mona en el Sargento Cabral, desde el Hospital Neuropsiquiátrico al Complejo Carcelario de Bower, desde el Festival del Humor -donde estrenó con la presencia de Miguel Iriarte- a festivales de teatro en Buenos Aires, La Pampa, Mendoza y Rafaela.

El autor y su obra

Miguel Iriarte es uno de los autores y directores más importantes del teatro cordobés. En sus obras da vida a los personajes típicos de la ciudad. «Quince caras bonitas quince», «San Vicente Superstar», «Una familia tipo», «Eran cinco hermanos y ella no era muy santa», son algunas de sus obras que tuvieron un gran éxito en la ciudad de Córdoba, en Carlos Paz, en Buenos Aires y en Mar del Plata.

«Eran cinco hermanos y en ella no era muy santa» es la historia de una madre, Ramona, y la relación con sus hijos, todos de padres diferentes que viven en una villa miseria de la ciudad de Córdoba. En el festejo de su cumpleaños tiene un presentimiento, un presentimiento que puede cambiar la vida de todos para siempre.

La nueva versión

Versión libre de David Picotto, obra que homenajeó en vida a su autor. Entre el cuarteto característico y el actual, entre los clásicos instrumentos y los sonidos contemporáneos, entre temas musicales nuevos y aquellos legendarios, se da forma a esta opereta con acento cordobés.

Esta versión es el resultado de un proceso de trabajo musical, alegre, festivo y grupal. Los actores exploraron en el “decir cuartetero” un nuevo modo de representación, que se tiñe de un registro netamente cordobés que no deja de ser poético, sensible ni ajeno.

Compartime en:

Deja un comentario