Los vikingos más famosos de la historia

|

Guerreros de Dinamarca, Noruega y Suecia asolaron las costas europeas durante siglos y llegaron a lugares hasta entonces desconocidos por el hombre.

La era vikinga suele situarse entre los siglos VIII y XI, coincidiendo con la impresionante expansión que los guerreros del norte de Europa realizaron y por la importancia que las crónicas de la época otorgan a sus constantes ataques. Aun cuando los registros y testimonios que nos han llegado y que suelen considerarse más fiables son los de sajones y francos (los vencidos), este interesante pueblo y todo lo que le rodea han conseguido conquistar y atraer a muchos curiosos. El éxito de la serie Vikingos no hace más que reforzar la nueva invasión que el mundo ha sufrido.

La fiereza con la que se nos han pintado, capaces de masacrar y arrasar aldeas enteras durante sus pillajes, y la atmósfera épica que el siglo XVIII y el Romanticismo les otorgaron hacen que la imagen que aparece en la mente de cualquiera al hablar de vikingos sea muy parecida: alto, rubio, de barba espesa y cuerpo musculoso, blandiendo un hacha y con un casco de cuernos en la cabeza. Pero no, los vikingos no tenían cuernos en el casco ni eran demonios que bebían la sangre de niños inocentes. Los pueblos nórdicos iban mucho más allá del saqueo y su importante papel en la historia medieval de Europa lo demuestra.

Es innegable que eran un pueblo guerrero. Su propia religión y concepción del mundo les hacía valorar el carácter luchador por encima de todo y les incitaba a lanzarse al combate sin dudarlo, esperando conseguir así una muerte gloriosa y un lugar junto a los dioses. Pero también eran comerciantes, artesanos, herreros y navegantes. Sus drakkar, los barcos-dragón que les permitían adentrarse en mar abierto y remontar ríos de poca profundidad con facilidad, les convirtieron en el terror de los mares e hicieron del ataque relámpago su estrategia preferida para el saqueo. Las velas de los vikingos se vieron en las costas de Inglaterra, Francia, España, Sicilia o el norte de África y en todos esos lugares sembraban el terror.

De los vikingos también se hereda una concepción del papel femenino muy distinta a la de los países de tradición cristiana y más próxima a la concepción espartana. Las mujeres eran las que solían administrar los recursos de la casa y, en muchos casos, acompañaban a los hombres a la guerra y combatían en primera línea para honrar el valor de las valquirias.

Ya sea a través de su mitología o con las historias épicas recogidas en los Edda, los guerreros nórdicos guardan un legado histórico y mítico que bien vale un cuerno de hidromiel en los salones del Valhala. Estos son algunos de los más poderosos y conocidos guerreros de Odín.

Ragnar Lothbrok


Protagonista indiscutible de la serie Vikingos y una de las figuras más reconocidas de las culturas escandinavas. El guerrero semi-mítico se convirtió en uno de los muchos reyes de Dinamarca y Suecia tras cruentas guerras civiles. Este señor de la guerra ha pasado a la historia por haber tenido más de 12 hijos (algunos de ellos muy famosos) y por ser un guerrero fiero y muy ingenioso que saqueó durante años las costas bretonas y llegó a sitiar París. Su muerte le llegó de manos del rey Aelle de Northumbria, quien lo capturó tras un combate y lo arrojó a un pozo lleno de serpientes venenosas. Es muy probable que Ragnar personifique las hazañas de distintos personajes históricos.

Björn Ironside


Conocido como ‘brazo de acero’ por su aparente invulnerabilidad, las crónicas de la época le describen como un guerrero tan poderoso que él solo podía cambiar el curso de una batalla. Hijo mayor de Ragnar Lothbrok y Aslaug, encabezó junto al resto de sus hermanos el Gran Ejército que atacaría Inglaterra en el siglo IX, tras la muerte de su padre. Björn Ironside sería recordado por haber llegado hasta el Mediterráneo, realizando el primer saqueo vikingo en Sevilla y haber navegado hasta Sicilia y el entonces Imperio Bizantino.

Ivar el Deshuesado


Probablemente sea el vástago más conocido de entre los hijos de Ragnar Lothbrok. Aunque no existe ningún documento que certifique el motivo de su apodo, la creencia más extendida es que padecía algún tipo de discapacidad o atrofia en las piernas que le impedían caminar correctamente. Las crónicas, escritas principalmente por los sajones a los que saqueaban, retratan a Ivar Ragnarsson como a un hombre cruel y sádico con una especial afición por crucificar a los religiosos que se encontraba. Lideró al Gran Ejército Pagano que desembarcó en Inglaterra en el 865 d.C. y demostró ser un excelente estratega. Entre sus victorias, destaca la toma de York, ciudad de la que él mismo pasaría a ser gobernador.

Rollon el Caminante


Conocido también como Hrolf Ganger, Rollon era un imponente guerrero escandinavo del que se dice que ningún caballo era capaz de soportar su peso y su estatura, por lo que le llamaban ‘el Caminante’. Desde mediados del siglo IX, este caudillo y se dedicó a saquear las tierras de Inglaterra y Francia o a servir como mercenario para ambos reinos. Llegó hasta Escocia y Flandes y se asentó en la desembocadura del Sena en el 896. Aunque sus intentos de sitiar París fueron en vano, consiguió que Carlos III el Simple le concediera la legítima posesión de Normandía para defender su territorio contra posibles ataques. Rollon el caminante fue ascendiente de Guillermo el Conquistador y, por lo tanto, antepasado de casi todas las monarquías europeas.

Lagertha, la escudera


Una de las esposas reconocidas de Ragnar Lothbrok y otro personaje que se confunde entre el mito y la realidad. Lagertha fue capturada por Frodo, caudillo de los suiones, después de que este matase al abuelo de Ragnar. Cuando su nieto fue en busca de venganza, Lagertha lideró a un grupo de mujeres que se unieron al combate y conquistó el corazón del vikingo. Después de tener varios hijos con él y haberse separado, la escudera se dedicó a saquear Inglaterra y acabaría siendo Jarl (condesa) después de asesinar a su marido y ocupar su lugar. Lagertha representaba las características de la escudera perfecta.

Fuente: Revista Muy Interesante

Compartime en:

Deja un comentario

Villa Ciudad Parque

[t4b-ticker]