Ni una menos

|

¿Qué más debe pasar para que alguien haga algo? ¿O será que a nadie le importa? Porque lo primero que escuchamos cuando una mujer aparece muerta es: “Y, algo habrá hecho”. ¿Es esta la sociedad que queremos? ¿O sería mejor que dejáramos las cosas mejor de lo que las encontramos?

Hoy, el colectivo de Periodistas Argentinas publicó una carta dirigida al próximo presidente electo en octubre. Analizaré algunos pasajes para poder entender la realidad que nos circunda.

“Nosotras, Periodistas Argentinas, escribimos esta carta con bronca y con rabia, pero también con esperanza de ser escuchadas. No hablamos en nuestro nombre: transmitimos una necesidad social urgente que nuestro oficio nos obliga a gritar en voz alta hasta que el Estado argentino escuche este reclamo y lo resuelva tal como es necesario: como política de Estado”.

Una problemática que cada vez se intensifica más no debería ser reclamada solo por colectivos de mujeres, debería ser reclamada por todos, en nombre de las madres, hermanas, hijas, amigas que son asesinadas bestialmente en manos de algún “macho herido en su orgullo”.

Debería ser una política de estado implementada hace ya tiempo, pero la agenda política no lo permite y las que seguimos desapareciendo somos nosotras.

“Transmitimos, también, el grito Basta de Impunidad y todo lo que implica: la justicia patriarcal no es justicia para estos crímenes”.

«Justicia patriarcal» dice la carta, una justicia patriarcal tan obvia que da rabia que se condene con tanta rapidez a una Nahir Galarza porque mató a sangre fría a su novio, y que cientos de hombres asesinos de sus mujeres todavía esperan condena.

No solo estamos ante una justicia patriarcal sino también ante una sociedad patriarcal que condena a la mujer, pero al hombre siempre lo justifican: “Y bueno, es hombre” “Pobre hombre, la mujer no le cocina” “Algo habrá hecho ella” “Por algo habrá sido”.

¿Cuándo vamos a aprender que las mujeres no somos las culpables de todos los males de la humanidad como nos ha hecho creer la religión católica?

“¿Qué monto se comprometen a designar al presupuesto para erradicar y prevenir la violencia machista? La respuesta es un número”.

Es tan machista la sociedad que debemos trasladar a números nuestra integridad física y mental, como si nuestras vidas tuvieran un precio, pero si es una cuestión de números digan cuánto, así podemos saber si les importamos o no.

Deja un comentario

incendios forestales
A %d blogueros les gusta esto: